El factor principal en la formación de úlceras por presión es, lógicamente, la presión. La presión en la superficie del cuerpo del paciente puede provocar la interrupción del flujo sanguíneo a los tejidos y causar isquemia, provocando necrosis del tejido y, eventualmente, úlcera por presión. Toda opción que nos permita reducir o eliminar la presión evitará que se formen este tipo de úlceras. El colchón de presión cero es uno de los productos más eficaces para el cuidado de escaras disponible actualmente en el mercado. Su tecnología de tres celdas utiliza presión cero alternante para eliminar totalmente la acción de la presión en las zonas del cuerpo que presentan mayores riesgos. Se pueden obtener resultados óptimos aplicando y eliminando la presión de frecuentemente El ciclo de las celdas de 7,5 minutos simula la respuesta corporal normal a la presión para ofrecer una protección natural.

Kosiak, al estudiar la relación entre presión y tiempo, observó que incluso una presión ínfima podía causar daños tisulares y llegó a la conclusión de que, aunque no es posible suprimir por completo la presión durante un largo período, es imprescindible eliminarla totalmente a intervalos frecuentes para permitir que la circulación irrigue los tejidos isquémicos y así prevenir las úlceras por presión.

presión cero
presión cero

El innovador diseño y la estructura de las celdas de aire interconectadas, permiten eliminar la presión eficazmente en un ciclo de 7,5 minutos, lo que se ha demostrado que aumenta el efecto terapéutico del sistema y favorece una cicatrización acelerada.

Un sistema activo eficaz es un aspecto clave para abordar las úlceras por presión. Los cuidadores deben conocer bien los equipos que utilizan y emplear siempre con sus pacientes productos de eficacia comprobada.